lunes, 22 de agosto de 2011

Por favor señores alienígenas, ¡¡¡ATACADNOS!!!


Imagínense que se levantan un día, hacen la colada y al subir a la terraza a tenderla se encuentran con decenas de enormes platillos volantes abduciendo gente. Es el inicio de una guerra interplanetaria. El inicio de la resistencia humana por acabar con los colonizadores extraterrestres. ¿Es esto malo? Alguna desventaja tiene que tener -como la de miles de vides que se perderían, la creación de la trigésima edición de Gran Hermano Alien VIP, o una nueva caída del servicio Playstation Network- pero lo que sí es seguro es que la economía mundial saldría de la crisis. Así de optimista es Paul Krugman, premio Nobel de economía

El premio Nobel de economía Paul Krugman comentó la semana pasada en una entrevista en la CNN que la solución a la crisis financiera de los Estados Unidos de América pasa por una invasión de nuestros multitudinarios y verdes amigos extranjeros -y no, no se refería a los rebeldes que acaban de ocupar Trípoli-. Así, toda la economía del país se centraría en un único propósito, defenderse ante tal invasión, y dejaríamos atrás la crisis. Aunque, bien mirado, vean el vídeo de la mencionada entrevista.


Claro, que ahora pienso yo que si algo nos han enseñado decenas y decenas de películas sobre invasiones extraterrestres es que probablemente EEUU se iría al carajo porque los marcianos atacarían primero al país de los perritos calientes y a sus monumentos más conocidos. Mientras, el resto del mundo se rearmaría y haría frente a la invasión y ya de paso recolonizaría los Estados Unidos. Pero la otra opción que plantea el tipo, que al final todo sea mentira me hace imaginar la mala ostia que le entraría a todo el mundo. Porque si se armó la que se armó con Orson Welles (del que podéis escuchar su retránsimisión de La Guerra de los mundos pinchando aquí) -imagináos la que se liaría ahora a escala mundial y con miles de millones invertidos en NADA. Sigo pensando que esta opción, podría reflotar la economía pero una vez descubierto el pastel volveríamos a estar en las mismas.

No es que le niegue la razón al hombre -básicamente él tiene un premio Nobel y yo aprobé la economía en la selectividad con un cinquillo raspao- lo que sí me plantea lo que dice es una reflexión y es cómo logramos solucionar las cosas ante una amenaza. Me explico: si tenemos un problema podemos tratar de solucionarlo, más o menos, pero no nos urge; pero si algo supone una seria amenaza pondremos toda nuestra voluntad y esfuerzo para que el problema se solucione por completo y todo quede perfecto. El hecho de tener una amenaza común para que todo el mundo se organice no es nada nuevo: otras obras han tomado en cuenta esta solución como Yo Robot (los relatos) o Watchmen. Pero sigue entristeciéndome que no seamos nosotros mismos los que tengamos la bondad y la buena voluntad de arreglar las cosas.

Creo que no necesitamos extraterrestres, ni monstruos, ni zombies. Nosotros ya nos ocupamos de suponer una amenaza: el problema es que estamos tan parcelados en un todos contra todos que no sabemos contra quién luchar. Antes cuando sólo había comunistas y capitalistas, orientes contra occidente o aliados contra el eje del mal era mucho más fácil. Ahora hay miedo de apuntar por quién hay al lado. Pero ¿por qué somos así? ¿acaso nadie se da cuenta de que con una organización eficaz de nuestra sociedad y recursos desde las bases podría ser la solución a nuestros problemas? ¿porqué necesitamos una amenaza global de exterminio, ya sean zombis; extraterrestres; o,como dicen en un capítulo de los Simpsons, los mayores archienemigos de todos los tiempos, los comunistas-nazis? En fin, preguntas sin respuestas.


PD: Me encanta McBain

3 comentarios:

Eldan dijo...

Vimos la paz mundial en Independence Day y Watchmen me parece otro buen ejemplo de este paradigma. Aunque no tengo ningún premio Nobel ni lo he hecho público, esta idea también se me ocurrió a mi hace tiempo. Y antes de ver / leer Watchmen, eh?? Quizá Independence Day fue la que me inspiró. Qué peliculón xD

La mente insana dijo...

Desde que vi Independence Day, tengo más miedo a los virus informáticos. La paz mundial depende de un Panda.

Gabriel dijo...

Krugman ya de por sí tiene nombre de "malo malo" de una buena película de ciencia ficción. ¿Economistas tan cachondos y de este calibre nos van a sacar de la crisis?