miércoles, 10 de agosto de 2011

Cómo beber tequila: modo suicida


¿Has abrazado a tu baño hoy?

En estas calurosas tardes de verano con tantas cosas que hacer y sin tener ganas de hacer ninguna de ellas uno de los pasatiempos más recurrentes es vagar de enlace en enlace por los vídeos de Youtube. Esa web es una auténtica mina, un desperdicia tiempos inmenso en el que te puedes tirar horas y horas descubriendo desde grandes artistas aún por descubrir hasta los límites más insospechados de la estupidez humana. Y precisamente mis esquemas se rompieron totalmente al ver los vídeos de "Suicide Tequila" (Tequila suicida para aquellos que ignoren la lengua madre de Bruce Willis).

Son tres niveles. Ninguno de ellos es recomendable practicarlo si no se quieren tener secuelas irreversibles y cada uno de ellos es más bruto que el anterior. ¿Os atrevéis a subir de nivel jugando al Tequila Suicida? Yo, desde luego no.



Nivel 1

Sin duda, el vídeo produce gran impacto sobretodo por su protagonista. Un señor que debe rondar los sesenta años, aunque por la coleta yo ya supongo que debe ser un pureta de cuidado. Te lo ves ahí organizando sus utensilios: esa sal que venden en briks, los dos limones perfectamente cortados y ese ¿chupito? de tequila que ya quisiéramos que muchas cañas que nos pedimos por esta tierra tuvieran ese tamaño. Pues el nota coge, se coloca cuidadosamente la sal en la mano y... ¡la esnifa!. Una vez salpimentado el cerebro se mete el lingotazo de tequila y se da unas friegas oculares con los dos limones. Al tipo este le van a estar sabiendo las lágrimas a pictolines de limón un buen tiempo.



Nivel 2

Tras el impacto del primer nivel viene ahora una prueba mucho más dura. Sólo los más valientes se atreverán a jugar con su integridad mental pasando este reto. Aquí el objetivo es que el alcohol llegue lo más rápidamente al cerebro y para ello optan por esnifarse el chupito de tequila directamente. Eso sí, lamer la sal y morder el limón no faltan a la cita. El nivel dos es ideal para gente congestionada porque te limpia las fosas nasales de lo lindo... y el cerebro también.





Nivel 3

Hay que tener muy poca vista para atreverse con el último nivel. El dolor insufrible está asegurado, pero si lo superas, serás recordado como un héroe entre los cirróticos fracasados de tus amigos y la gran cantidad de colgados que viven en Internet que, o como tu -al menos yo tengo una excusa, hacer este artículo-, se entretienen viendo estos vídeos. Un acto que ha ocupado ya algunas portadas de periódicos y de informativos y que pronto, al igual que ha pasadao con el balconING y el tunelING, recibirá el sufijo ING para designar otra estúpida manera que tenemos los jóvenes del mundo de hacer el imbécil y arriesgar nuestras vidas inutilmente. No os doy ninguna explicación, vedlo por vosotros mismos:





Bien, tengo que advertir que el "Suicide Tequila" se practica sobretodo en Ucrania (cuánto daño han hecho los soviéticos y Chernobill) y que las grandes vencedoras, las "héroas" de esta modalidad deportiva son dos chicas que tuvieron los huevarios suficientes para hacer del tiron los tres niveles.





Al parecer siguen vivas, pero se convirtieron en chicas muy guarronas desde aquel día. Así que aprovechad. Aquí en España le auguro un gran futuro a esta actividad porque en cafrería no nos gana nadie, sólo habría que poner un cartel gigante de "No hay huevos" en la puerta del recinto dónde vayan a jugársela los aguerridos inconscientes. Por cierto ¿es Katy Perry lo que sonaba de fondo?




¡Ayudando a las mujeres a bajar sus estándares durante años!

2 comentarios:

BeaClane dijo...

La que sonaba de fondo era P!nk y su Raise Your Glass. Me lo he pasado genial leyendo esto, vaya gente xDD

La mente insana dijo...

Muchas gracias Bea!!! ¿era Pink? Vaya, entonces no he atinado mucho.